martes, 13 de junio de 2017

Bizcochos borrachos...espectaculares y fáciles!!!!

Ahora ya hacía tiempo que no os publicaba alguna receta...y es que nuestra actividad ha ido incrementándose de forma que no me deja tiempo para atender todas las redes sociales especialmente mi blog al que tengo que dedicarle más tiempo, os prometo que lo haré.

Esta receta súper fácil de bizcochos borrachos os hará quedar como reyes y se preparan en un momento...sin más vamos al lío.

Ingredientes:
Para el bizcocho:
150 grs. de harina
5 huevos "L" a temperatura ambiente
1 cucharadita de levadura en polvo
La ralladura de la piel de un limón

Para el almíbar:
250 ml de agua
200 ml de ron moreno
200 grs de azúcar
Corteza de limón
Una ramita de canela (Opcional)

Preparación:
Precalentamos el horno a 170 grados.

En un recipiente ponemos las yemas de huevo, el azúcar y la ralladura del limón, mezclamos con varillas eléctricas hasta que la mezcla adquiera un color blanquecino, a parte batimos también con varillas las claras y las montamos a punto de nieve. Incorporamos las claras a la mezcla de las yemas con una espátula de forma envolvente y muy suavemente, yo las fui añadiendo poco a poco en tres partes.
Una vez incorporadas le añadimos la harina tamizada junto a la levadura en polvo, incorporamos todo bien y nuestra mezcla para el bizcocho estará lista para meter al horno.
Engrasamos un molde cuadrado o rectangular, ya que los borrachos se cortan en cuadraditos o rectángulos. Vertemos la mezcla y horneamos durante aproximadamente 30 minutos, veréis que vuestro bizcocho adquiere un tono doradito y que al insertar un palillo éste sale limpio, entonces ya está listo!
Para hacer el almíbar, ponemos todos los ingredientes, menos el ron, en un cazo al fuego hasta que alcance el punto de ebullición y lo dejaremos hervir unos 10 minutos. Yo pongo el ron después que haya hervido para que el alcohol no se evapore y mis borrachos sean realmente borrachos, hay quien prefiere no sentir tanto el sabor del alcohol y lo pone antes pero yo lo hago así.
Dejar enfriar.
Para cortar el bizcocho teniendo en cuenta que nos quedará muy esponjoso debemos cortar con un cuchillo bien afilado para que no se nos rompa y nos queden todos iguales.

Una vez cortados procedemos a sumergirlos muy bien en el almíbar, chupan un montón!!! se quedan bien empapaditos y deliciosos. Los dejamos reposar en una rejilla para que escurran el exceso y voilà, ya estarán listos!!!

Para decorar hay quien les pone azúcar por encima y la quema con soplete, yo sólo les puse una guinda roja, que es lo que se estila en Venezuela.

Espero que os gusten tanto como a mí....Besos miles!!!!

No hay comentarios:

Publicar un comentario