martes, 4 de febrero de 2014

Scones...sencillamente un placer para el paladar!

Tal vez en algún momento ultimamente hayáis  escuchado la palabra "Scones"...y es que también se han puesto de moda!!! Se trata de unos panecillos de origen escocés aunque quienes los han popularizado han sido los ingleses acompañados de su inseparable "TÉ", más antiguos que María Castaña!!!
A petición de una excelente persona y clienta, Sonia, hoy os traigo mi receta para hacer scones. Mi madre suele hacer ésta misma masa para hacer la base y cubierta de pies tanto dulces como salados...es una masa súper rápida y fácil de hacer, ya lo veréis.

Vamos con la receta:

Ingredientes:
260 gramos de harina (yo la he tamizado para evitar grumos)
60 gramos de azúcar
1 1/4 cucharadita de levadura química
113 gramos de mantequilla (muy fría y cortada en daditos pequeños...yo la pongo unos 10 min. en el congelador antes de usarla.
50 gramos de nueces troceadas (podéis utilizar cualquier fruto seco que sea de vuestro agrado: almendras, avellanas, etc.)
50 gramos de Cranberries o grosellas deshidratadas (cualquier fruto deshidratado o glaseado servirá. Podemos utlizar también chispas de chocolate)
1 cucharadita de extracto de vainilla o vainilla en pasta.
180 ml de "Buttermilk" o nata para cocinar también sirve.

Preparación:
Precalentamos el horno a 200º. Yo tengo un horno con ventilador y calor arriba y abajo.
En un bol ponemos todos los ingredientes secos y los mezclamos para asegurarnos que la levadura queda bien integrada con el azúcar y la harina.
Agregamos la mantequilla, esta debe estar muy fría, para que al mezclar la masa como se debe hacer en éste caso quede como si se tratara de pequeñas migas. Para incorporar la mantequilla a la harina debemos utilizar 2 cuchillos o un instrumento que es específico para ésta masa que es como un apisonador de patatas, pero en vez de tener huecos grandes tiene varias filas de metal...en fin que yo utilizo 2 cuchillos, como se ha hecho toda la vida!
Una vez que veamos que la mezcla parece un montón de migas pequeñitas (este proceso os llevará unos diez minutos), incorporamos las nueces troceadas y los cranberries enteros.


Finalmente agregamos el buttermilk o la nata, también podríamos utilizar leche, con la ayuda de una espátula. Tenemos que tener cuidado de no sobre mezclar...se trata de incorporar todos los ingredientes, algo así:

Luego pasamos nuestra mezcla a una superficie enharinada, que debe tener una apariencia similar a ésto:

Amasamos como si se tratara de una masa de pan unas 5 ó 6 veces y formamos con las manos una bola con toda la masa.

Luego sólo nos queda cortar los scones, que podemos hacerlo de dos formas: utilizando cortadores con la forma que más os guste o como se hace tradicionalmente que es en cuartos (quedan como triangulitos de queso), así:


Los colocamos en una bandeja antiaherente o en una bandeja con papel para hornear, hay que tener cuidado con ésto porque se pueden pegar a la bandeja y se rompen con cierta facilidad. Los rebañamos con leche para que queden doraditos ayudándonos con una brocha:



Y voilà....al horno por unos 20 min o hasta que los veais dorados y al insertar un palillo este  salga limpio.
Quedarán así:
Mis Scones de nueces y cranberries!!!


Ahora os dejo que tengo que irme a llevarselos a Sonia para que esta tarde su paladar sienta el placer de unos riquísimos "SCONES".

Espero que os haya gustado y que si alguna vez hacéis la receta me enviéis fotitos. Besos miles, Claudia

No hay comentarios:

Publicar un comentario